Recent Posts

viernes, 30 de marzo de 2012

Tabulé con bulgur para Dukan


¿Sabíais que el auténtico tabulé no se hace con el cuscús que hemos usado toda la vida sino con el bulgur? Pues lo he descubierto gracias a Dukan, ¡quién me lo iba a decir! Y además le estoy más que agradecida porque este cereal, desconocido por mí hasta hace poco, está buenísimo. Nada que envidiar al cuscús, ni al arroz blanco, ni a nada, me declaro fan incondicional del bulgur desde ya mismo :) Como podéis imaginar, se trata de un plato que solo puede tomarse a partir de consolidación el día de feculentos. No lleva tolerados.

Antes de entrar en conso me había hecho una serie de propósitos, entre ellos el de procurar tener una alimentación más variada. Eso incluía comer más tipos de verdura de los que habitualmente consumía (como añadir la coliflor, el repollo o las acelgas), obligarme a tomar la fruta diaria que tanto me cuesta comer y probar los nuevos feculentos que incluía Dukan en su listado y dejar a un lado los menos recomendables, como la pasta normal, el arroz blanco y la patata. 

Tengo la suerte de que en el pueblo donde vivo, por muy pequeño que sea, hay una tienda de dietética y alimentación internacional que está muy bien surtida y suelo encontrar gran parte de las cosas "raras" que necesito para la dieta. El otro día me topé de lleno con el bulgur y no dudé en agenciarme un paquete para probarlo. Y ya estoy lanzada, después del exitazo ¡ahora voy a por la polenta, jajaja!

El tabulé es una ensalada oriental que sienta genial cuando llega el buen tiempo. Yo no le pude poner todos los ingredientes que hubiese querido porque alguno me fallaba, pero aun así quedó estupenda, para mí mucho mejor que el tabulé hecho con cuscús. Os lo recomiendo totalmente, probad con los ingredientes que os apetezca (a mí me faltó el pepino, que no me entusiasma, y el cilantro y la hierbabuena, que a la próxima estos últimos no faltarán).

Es muy fácil y rápido de hacer, aunque es mejor prepararlo con antelación para que puedan integrarse bien todos los sabores durante el rato de reposo en la nevera. De un día para otro queda perfecto.

Ingredientes (para 2-3 raciones):

- 160 gr. de bulgur
- 400 gr. de agua
- 1/2 cebolla
- 1/2 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 1 tomate
- el zumo de 1 limón
- cilantro y perejil picado
- sal y/o pimienta al gusto
- aceite de oliva o aceite acalórico

Elaboración:

- Poner en un cazo el agua y el bulgur y llevar a ebullición, bajar el fuego al mínimo, cocer con la tapa durante unos 10-12 minutos (hasta que se consuma el agua), dejar que enfríe y reservar
- Limpiar y cortar las verduras en trocitos pequeños
- Añadir el zumo de limón, el cilantro, perejil, el aceite y salpimentar
- Mezclar con el bulgur reservado y dejar refrigerar durante unas horas

6 comentarios:

  1. El día que pille conso... Uuuuuy el día que pille conso!! =PP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tiemblen los feculentos, que Alessiah está a punto de llegar jajajaja! :P

      Ánimo guapa, que ya te va quedando menos!!! Muacks! ;)

      Eliminar
  2. oish, qué envidia cochina!! yo también quiero llegar a conso ya jaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengaaaa, que cada día te falta menos! ;)

      Eliminar
  3. Rico de verdad y con las brochetas el remate, gracias guapa

    ResponderEliminar