Recent Posts

domingo, 15 de abril de 2012

Pastelitos Dukan sin tolerados


¿Recordáis los pastelitos de queso con agar-agar de ReZeditas? Pues los he estado tuneando un poco y estoy muy contenta de lo versátiles que resultan. Primero probé doblando cantidades (excepto las yemas) y luego hice lo mismo y además cambiando el sabor de los aromas. La combinación de vainilla con praliné quedó estupenda (yo le puse un poco de colorante marrón, si no se pone nada queda muy blanquito). Solo hay que tener en cuenta que se debe echar mucha cantidad de aroma, ya que a pesar de que el de praliné es de los más concentrados que tengo, le tuve que poner muchísimo para que después de la cocción se notara bien su sabor. Evidentemente, podéis adaptar la combinación de aromas o usar uno solo, lo que os guste más. 

De la receta que os puse y que podéis ver clicando aquí, tenéis que poner el doble de cantidad de todo menos de los huevos, en este caso con 2 huevos enteros y 3 claras es suficiente y el resultado idéntico al original. A mí me va muy bien porque el día PP de consolidación tengo que controlar y evitar las yemas y con la cantidad que sale de masa me tomo como mucho una entera. Los tiempos de cocción pueden quedar también de la misma manera, la gran ventaja es que se pueden cocinar dos tartas juntas o una tarta y una bandeja de muffins o lo que queráis a la vez, así aprovecháis el mismo gasto energético y el mismo tiempo para hacer el doble ;)

Yo pude hornear en una sola tanda un molde con 6 corazoncitos como los de arriba y una tarta como esta de abajo, creo que vale la pena hacerlo de esta manera. Por supuesto, se pueden tomar desde ataque y solo hay que controlar la cantidad de lácteos, aunque se puede comer muchísima cantidad en un solo día.


10 comentarios:

  1. Me gustaría, hacerlo, de hecho la recetá me gustó en su día... pero mi agar-agar es en tiras y no me acaban de convencer... ni cociéndolos el doble del tiempo consigo que se me disuelvan... Así que de momento lo consumo en ensalada =( qué tristeza más graaande! Así que na', queda pendiente con gelatina de toa la vida y ya, no? Tampoco me voy a deprimir a cuenta el dichoso agar-agar, pero vamos, que hubiera sido buena forma para ir gastándolo, puesto que según mis cálculos, allá por el 2015 aún tendré de las cosssaesta!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sagerá eres jajaja! Creo que la gelatina está reñida con el horno y por eso se usa el agar-agar. Cierto es que es chungo chungo pillarle el truquillo al producto este, y menos aun en formato tiras :S Pero no será por postres, tienes mil que puedes hacer sin necesidad de tenerlo. De hecho, cuando acabe el paquete entero tardaré un tiempo en volver a comprarlo, que sale a precio de oro!

      Eliminar
  2. Pfff Nena la hemos hecho al horno y de sabor muy rica de pinta como un pudding a cachos muy húmedo, y la hemos tenido al horno más de hora y media y no cuaja!

    Sin embargo la de micro con la mitad de ingredientes nos queda siempre genial

    Nunca conseguimos un pastel de queso sin pinta asquerosa XD

    Tenemos que probar la de violetas pero con otro aroma.. tenemos sólo vainilla o limón para la gelatina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué raro Ichi, yo hasta puedo cogerlo con las manos! Espero que le acabéis pillando el tranquillo a las tartas, aunque al fin y al cabo lo que acaba importando es que sean comestibles jejeje.

      La de violetas os puede quedar genial usando zumo de limón natural para la base de mousse y té de frutos rojos de esos que se preparan en frío del mercadona, mirad el video del enlace que está en la receta, está muy bien explicado y con esos sabores queda riquísima! ;)

      Eliminar
  3. Nena estaba delicioso tras un día de nevera... Durito conpacto y perfecto. Le faltaria el frio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aish, menos mal!! De verdad que no encontraba una explicación y será esa entonces, genial!!! :)

      Eliminar
  4. gracias por poner cosillas de estas sin tolerados, van genial para cuando queremos desatascarnos un poco =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no es que haya muchas opciones pero vale la pena aprovechar las poquitas recetas que hay. Y cuando llegues a conso lo agradecerás aún más, ya verás! ;)

      Eliminar